Blog

Como acabar con esos hongos de los pies y u?as que tanto te acomplejan
Como acabar con esos hongos de los pies y u?as que tanto te acomplejan

Como acabar con esos hongos de los pies y u?as que tanto te acomplejan

Son más frecuentes en los dedos de los pies, pero también pueden aparecer en las manos. Más allá de ser anti-estéticos y de no quedar bien, es preciso t

Características de los hongos en las uñas


En términos médicos se llama onicomicosis, pero comúnmente se les dice “hongos en las uñas”. Es algo muy frecuente sobre todo en los hombres y en los dedos grandes de los pies. También se pueden presentar en las manos. En este caso, afecta más a las mujeres.

Generalmente, los hongos son causados por agentes relacionados al ambiente, tales como humedad y altas temperaturas, como por ejemplo, usar calzado cerrado muchas horas al día, pasar horas en una piscina, etc.

A partir de que los hongos afectan la uña, ésta se vuelve más gruesa y comienza a verse amarillenta. En algunos casos adquieren tonos grises, verdes, marrones y negros.

 

Según va progresando la afección, invade más áreas de la uña, la cuál se pela y hasta se puede caer. Debajo, la piel estará roja e hinchada y producirá picazón.

En el caso puntual de los hongos en las uñas de las manos, éstas se tornan amarillas o marrones, agrietadas, quebradizas y débiles. No tienen la fuerza suficiente para crecer y hasta se caen, ocasionando lo mismo en la piel que lo que ocurre en los pies.

Consejos para los hongos de los pies:

No utilizar un calzado demasiado apretado ni de materiales sintéticos. A los hongos “les encantan” los ambientes húmedos, oscuros y poco ventilados, porque allí es donde pueden multiplicarse.

Durante el invierno, tener cuidado de permanecer mucho tiempo con medias mojadas o húmedas. 

El material prohibido es aquél que no permite a la piel “respirar”, como puede ser el plástico. Se aconsejan los zapatos de cuero.

Evitar caminar descalzo en lugares públicos como baños de gimnasios, vestuarios, duchas o piscinas. Luego de hacerlo, lavar y secar muy bien los pies antes de colocarse el calzado.

No utilizar el corta uñas o alicate de otras personas, como por ejemplo en un salón de pedicure o entre la familia. Siempre llevar el propio y no compartir con los demás. 

Si se tienen hongos en una uña, no usar la misma herramienta para cortar las demás uñas. Así se evita el traspaso. Cortar las uñas en línea recta y regularmente.

Usar calcetines que sean 100% de algodón, que absorben la humedad de los pies. Si se mojan por la lluvia por ejemplo, cambiarlos lo antes posible y aplicar talco.


Consejos para los hongos en las uñas de las manos:

Utilizar guantes impermeables para lavar los platos, la ropa o los pisos, es decir, todo lo que requiera contacto con el agua.

No usar la lima de otras personas, tampoco el corta uñas. Llevar siempre el propio y evitar mezclar el reservado para la uña afectada que para las sanas.

No compartir toallas o paños con otras personas, para evitar el contagio y además, no comerse las uñas.

Remedios caseros para los hongos de manos y pies:

Bicarbonato de sodio:

 

Mezclar bicarbonato de sodio con agua hasta formar una pasta. Pasar, primero esta preparación, mediante un bastón de algodón, alrededor y por debajo de las uñas que todavía estén sanas para luego pasarla a las que tienen hongo. Dejar puesta por unos minutos, enjuagar y secar.

 

Aceite de lavanda

Además de conferirte una agradable sensación de frescor, el aceite de lavanda contribuirá con la eliminación de los hongos. Tienes que mezclar igual cantidad con aceite de orégano, luego aplicar sobre los hongos, 3 veces al día.

Aceite de ajo

El ajo es muy bueno por sus propiedades antibióticas y anti-bacterianas; debes esparcir el aceite de ajo por la zona afectada, varias veces cada día.

 

Vinagre blanco
El vinagre blanco trata de forma eficaz el conocido pie de atleta, blíster y otros padecimientos infecciosos de la piel. Solo debes colocar tus pies en remojo durante 15 minutos en una mezcla de agua con vinagre. Luego seca muy bien los pies y repite la operación cada día hasta que desaparezcan.

 

Aceite del árbol del té

Este es un remedio natural muy famoso. Solo tendrás que colocar unas gotas sobre los hongos del pie cada día o bien poner en remojo los pies en una mezcla de agua con aceite del árbol del té durante unos minutos.

Limón

Esta fruta es un excelente remedio para los hongos. Al colocar unas gotas sobre éstos, puede que sientas ardor, déjalo actuar durante unos minutos y aclara con agua. Repite el procedimiento todos los días.

¡Con estos remedios para combatir los hongos de los pies, ya no tienes porqué evitar andar descalza!

 

 

Compartir

Comentarios


Suscríbete y recibe todas nuestras novedades y promociones directamente en tu correo electrónico.