Blog

Se come m?s r?pido de lo que se trabaja
Se come m?s r?pido de lo que se trabaja

Consejos para cuidar la dieta en el trabajo

Si se dispone de poco tiempo para comer, el desayuno tiene que ser más fuerte de lo habitual.

Una dieta sana, unos hábitos saludables y una buena tabla de actividades físicas son básicos para cuidar nuestra dieta diaria, sobre todo para aquellos que tienen un trabajo sedentario. Y es que permanecer sentado ocho horas en la oficina frente a la computadora puede ser contraproducente para mantener una figura perfecta.

Por ello, hay que empezar desde el trabajo a cuidar nuestra dieta.  De seguro que te preguntarás, ¿Cómo podemos compatibilizar una vida sana con un trabajo sedentario? No hay duda de que tenemos que ser constantes y empezar a cambiar hábitos. La comida casera, hacer deporte o ir a la oficina caminando son algunas de las cosas  que nos ayudarán a conseguir un cuerpo diez.

Estos son algunos consejos para cuidar la línea desde tu lugar de trabajo:

- Comienza por caminar. Si la oficina no te queda demasiado lejos de casa, prescinde del auto o del autobús y comienza por caminar. Los expertos recomiendan andar al menos una hora al día para quemar calorías. También puedes optar por cómprate una bicicleta, consulta las webs de clasificados online y ahí podrás encontrar auténticas gangas para hacer deporte. Es la mejor manera de comenzar la jornada laboral y además evitarás el estrés del tráfico en la hora punta. También puedes optar por unos patines o por unas pesas para ejercitarte en las horas libres.

- Cocina casera. Uno de los mejores hábitos para mantener la línea es cuidando nuestra alimentación. Opta por llevarte la comida hecha desde casa y evita bajar al restaurante donde a veces nos ponen alimentos demasiado grasos. Puedes buscar a través de internet o en cualquier librería manuales de cocina donde encontrarás recetas saludables. Si por el contrario lo tuyo no es la cocina, sustituye la comida casera por platos de verduras que encontrarás en restaurantes vegetarianos.

- Haz una lista con alimentos saludables. Es importante conocer aquellos alimentos que tienen más o menos calorías. Sin embargo, los expertos recomiendan comer de todo sin excesos, es decir, la variedad de alimentos es importante a la hora de realizar nuestras comidas a lo largo del día. Haz una lista con verduras, fruta y alimentación variada. Borra de la lista de productos la bollería o alimentos grasos y opta por alimentos sanos.

- ¡Adiós al picoteo!  Aunque pensemos que es inevitable, es posible deshacerse de los snacks de entre horas. Si queremos mantener nuestra línea debemos desechar el comer de forma descontrolada. Lo recomendable sería realizar cinco comidas al día, así, se fomenta  no llegar con demasiada hambre a la comida o a la cena. Prueba hacer snacks con fruta o muesli y yogures desnatados.

Ejercita tu cuerpo en la oficina. Aunque en ocasiones no podemos movernos de la silla durante la jornada laboral, sería recomendable levantarnos cada hora para estirar las piernas y movernos un poco. Este ejercicio es aconsejable igualmente para perder líquidos que nos dejan tan hinchados.

Compartir

Comentarios


Suscríbete y recibe todas nuestras novedades y promociones directamente en tu correo electrónico.