Blog

Consejos sobre cómo eliminar la grasa de la papada

Es molesta y antiestética, esa grasa que se acumula bajo el mentón nos echa unos años y kilos encima que no tenemos. Además, su eliminación es compleja y, a veces, no deja los resultados deseados.

¿Por qué se forma la papada?

La piel bajo la barbilla es una zona especial del rostro. Posee pocas proteínas de las que mantienen terso el rostro (colágeno y elastina) y glándulas sebáceas, que son, en palabras sencillas, las que eliminan la grasa. Además, el poco ejercicio de los músculos del cuello hace que se debiliten con los años. Leyendo esto, es bastante comprensible que esta zona se vea más envejecida que el resto, tanto por el envejecimiento como por la falta de determinados cuidados.

¿Cómo eliminar grasa de la papada?

Eliminar la papada completamente es muy complicado y probablemente requiera de cirugía estética para suplir el colágeno y la elastina. Lo que resulta realmente fácil es recuperar el trabajo de las escasas glándulas sebáceas en la eliminación de la grasa de la papada. Esto se consigue variando la alimentación y la hidratación, y con un poco de esfuerzo. Sigue los consejos que te damos a continuación y experimentarás resultados más que satisfactorios en la eliminación de la papada.

Eliminar papada cuidando la alimentación

La salud interior de nuestro cuerpo se ve directamente reflejada en el exterior, por lo que la papada puede mostrarse habitualmente por una dieta poco adecuada. Te diremos ahora algunas recetas para la eliminar la papada, que se basarán en la eliminación de toxinas, en la hidratación y en proveer al cuerpo de vitaminas y minerales específicos para conseguir firmeza en nuestra piel.

  • Zumo de manzana y remolacha: es un desintoxicante natural perfecto para estos casos, pues también ayuda en la retención de líquidos y te ayudará a saciar el hambre y digerir mejor los alimentos.
  • Zumo de melón: licuado y mezclado con agua, el melón es una de las mejores frutas para recomponer el tono de la piel y evitar que se acumule la grasa.
  • Zumo de limón y menta: esta solución nos aportará la dosis adecuada de antioxidantes para luchar contra los radicales libres, además de un efecto depurativo que desintoxicará la piel y evitará la acumulación de líquidos en la papada.

Vitamina E para eliminar la papada

Un incremento en el consumo de vitamina E será un aliado muy importante en la eliminación de la papada. Esta vitamina ayudará mucho a la firmeza y elasticidad de la piel. Puedes conseguirla en ensaladas de hoja verde, arroz integral, aceite de germen de trigo, centeno, frutos secos, … Te recomendamos también consultar con tu médico para que te aconseje una dieta de vitamina Eadaptada a las capacidades de tu cuerpo.

Reducir la papada con masajes

De nuevo hablaremos de la vitamina E, y es que es posible reducir la papada masajeando la zona. Para ello te servirás de aceite de germen de trigo, ideal para hidratar, tonificar y tensar la piel. Masajearás la zona cada noche durante quince minutos, de abajo hacia arriba, con un algodoncillo bañado en aceite.

Ejercicios para reducir la papada

Hay algunos ejercicios sencillos para reducir la papada que te ayudarán a lucir un cuello más joven y firme. Dado que la zona de la piel de la barbilla está adherida al músculo, ejercitándolo lograrás que se terse y la papada se reduzca. Con constancia, prueba alguno de los ejercicios que te diremos a continuación.

  • Un buen ejercicio para reducir la grasa de la papada es dar vueltas al paladar con la lengua en sentido de las agujas del reloj. Con la espalda recta y la boca cerrada, 10 veces seguidas, tres veces al día.
  • Con la espalda recta y de brazos cruzados, estira el cuello hacia adelante y gira la cabeza lentamente hacia la derecha, manteniéndola así durante 5 segundos. Haz lo mismo hacia la izquierda y repite todo el proceso 10 veces. Con este ejercicio lograrás trabajar los músculos del cuello a la vez que alivias tensiones musculares.
  • El siguiente consiste en abrir la boca todo lo posible y pronunciar las vocales A, E, I, O, U, y es perfecto para ejercitar los músculos del cuello. Hazlo 10 veces y notarás progresos rápidos.
  • Por último, el ejercicio de la sonrisa. Deberás intentar hacer una sonrisa invertida con la boca, tensando todo lo posible los músculos del cuello, lo que los ejercitará bastante y notarás un alivio placentero al destensarlos.

Vía: Maquibella

Compartir

Comentarios


Suscríbete y recibe todas nuestras novedades y promociones directamente en tu correo electrónico.