Blog

4 mascarillas caseras para una piel perfecta

Para conseguir una piel suave, uniforme y sin imperfecciones no es necesario dejarse el sueldo en carísimos tratamientos en la perfumería. En ocasiones, los trucos de belleza más efectivos se encuentran en esas recetas que, generación tras generación, han ido pasando de madres a hijas.

 

Pieles maduras, secas, mixtas o grasas. Sea cual sea tu tipo de piel, seguro que encuentras una mascarilla perfecta para ti. ¡Tan solo tienes que buscar en tu nevera! Se acabó eso de hacer la compra pensando solo en el menú de la semana, a partir de ahora también tendrás que tener en cuenta las necesidades de tu piel. Te presentamos las mascarillas caseras para cada necesidad.

 

1- Mascarilla iluminadora de pepino

¿Para quién?

Personas que quieran darle a su piel un extra de luminosidad.

Ingredientes

-1/2 pepino

-1 yogur

¿Cómo prepararla ?

Pela el pepino (para evitar los pesticidas que suelen estar en la superficie de la piel) o elige uno ecológico. Córtalo en rodajas, tritúralo y mézclalo con el yogur. Aplícala sobre el rostro y déjala actuar durante 15 minutos.

Propiedades del pepino

Debido a la gran cantidad de agua que contiene, el pepino hidrata la piel, la limpia y le proporciona brillo. Gracias a su contenido en vitamina C, es conocido también por sus cualidades purificantes y astringentes.

 

2- Mascarilla nutritiva de aguacate y plátano

¿Para quién?

Pieles con tendencia a la sequedad (pieles tirantes o con tendencia a las rojeces).

Ingredientes

1/2 aguacate (maduro)

1 plátano

1 cucharada de miel 

¿Cómo prepararla?

Tritura el plátano y el aguacate juntos hasta obtener una mezcla homogénea. Añade una cucharada de miel, remueve y aplícala por todo el rostro. Deja actuar durante 10 minutos. 

Propriedades del aguacate y el plátano

Gracias a las proteínas y a las vitaminas A, B y E que contiene, el aguacate hidrata y protege la piel de las agresiones externas. El plátano, por su parte, suaviza, nutre y regenera.

 

3- Mascarilla "buena cara" de miel

¿Para quién?

Personas que descansan poco, duermen mal o sufren estrés, y por lo general suelen tener mala cara. 

Ingredientes

1 clara de huevo

1 cucharada de miel

1/2 cucharada de zumo de limón

1 cucharada de yogur o de crema

¿Cómo prepararla?

Bate la clara de huevo y añade la miel y el zumo de limón. Incorpora el yogur y mézclalo todo hasta conseguir una pasta homogénea. Déjala actuar durante 15 minutos y aclara.

Propiedades de la miel

Le miel es rica en sales minerales, vitaminas y aminoácidos, lo que le proporciona interesantes propiedades calmantes, antibióticas y purificantes.

 

4- Mascarilla luminosidad de yogur y avena

¿Para quién?

Pieles fatigadas y mates, con falta de luminosidad.

Ingredientes

1/2 taza de agua caliente

1/3 taza de copos de avena natural

2 cucharadas de miel

2 cucharadas de yogur natural

1 clara de huevo (opcional)

¿Cómo prepararla?

Mezcla el agua caliente con los copos de avena. Espera 3 minutos hasta que los copos absorban el agua y se hinchen. Añade el yogur y la clara de huevo. Aplica una capa gruesa y deja reposar durante 15 minutos. Acara después. 

Propiedades de la avena y el yogur

Las vitaminas del grupo B y los minerales presentes en la avena tienen propiedades calmantes y suavizantes. Rico en ácido láctico, el yogur exfolia, hidrata y alisa la piel. El calcio favorece la renovación celular, y por lo tanto aporta luminosidad al rostro.

Vía:  EnFemenino

 

 

Compartir

Comentarios


Suscríbete y recibe todas nuestras novedades y promociones directamente en tu correo electrónico.