Blog

Alimento como fuente de equilibrio y bienestar
Alimento como fuente de equilibrio y bienestar

Alimento como fuente de equilibrio y bienestar

Éstos son algunos consejos generales, no nos sintamos culpables si no los seguimos cabalmente durante la semana.

Éstos son algunos consejos generales, no nos sintamos culpables si no los seguimos cabalmente durante la semana, tratemos de asimilarlos gradualmente según sea nuestra disposición e interés.

  • Nuestra comida debe ser sabrosa y fácil de digerir.
  • Debemos consumir una cantidad adecuada de alimentos, ni muy poco ni demasiado.
  • No comer hasta llenarse, sino que quedar con la sensación de que estamos satisfechos, sin embargo podríamos comer algo más.
  • Comer en los horarios más regulares posibles.
  • Debemos de comer en un ambiente placentero, de lo contrario hasta la comida más naturista nos producirá indigestión.
  • Evitar comer cuando estamos tristes o enojados.
  • Siempre comer sentado.
  • No hablar mientras masticamos.
  • Comer lentamente, sin alargar el proceso exageradamente.
  • Concentrarnos en lo que estamos realizando (alimentándonos)
  • Los alimentos que consumamos en una comida deben ser compatibles.
  • Beber agua tibia mientras comemos, no fría.
  • Nuestra comida debe complacer todos nuestros sentidos, la vista, el olfato y por supuesto el gusto.
  • Agradecer por el alimento que recibimos. La gratitud es un reconocimiento de ese vínculo con el alimento e inicia una actitud positiva para digerir nuestro alimento.
  • Conectarnos con el alimento de modo que seamos nosotros quienes decidamos si tal alimento es beneficioso o no para nuestro cuerpo.

 

Pamela Barrientos M.
Nutricionista

Compartir

Comentarios


Suscríbete y recibe todas nuestras novedades y promociones directamente en tu correo electrónico.