Blog

Cremas para la piel: ¿en qué orden aplicarlas? : 8 reglas básicas para aplicar tus cosméticos

El orden de los factores sí altera el resultado. Al menos, en tu piel. No tendrás los mismos resultados ni sustos si sabes qué va primero a la hora de aplicar tus cremas y otros de tus productos faciales en tu piel.

 

 

1- Primero, el sérum y los productos más ligeros y con activos que iluminen tu piel. Los sérums van primero en tu rutina facial porque distribuyen los activos idóneos para que tu piel los absorba eficazmente. Joaquín Pinar, experto en piel de la firma cosmética suiza Wherteimar, asegura que su éxito radica en que con la aplicación de tan sólo unas pocas gotas tienen efectos antiedad y dejan tu piel mucho más luminosa e hidratada. Aplícalos tras tu limpieza y antes de cualquier crema.

 

2- Añade un antioxidante. La vitamina C es uno de los ingredientes que cualquier tipo de piel necesita. Según la doctora Terry, experta en cuidado mundial de The Body Shop, "Ilumina, protege contra los daños del sol y promueve la formación de colágeno". Así que que no te falte para hidratar tu piel y ponerte buena cara de inmediato, así que elige una crema, ampollas, sérum o bálsamo con esta vitamina que funciona sin duda.

 

3- Tómate un café entre paso y paso de tu rutina facial. Expertos como el doctor Fredric Brandt, dermatólogo neoyorquino, deja tiempo entre la aplicación de cada producto que te pongas para que penetren sus principios activos y darte un respiro. Es decir, ponte un producto, tómate un café, luego ponte el siguiente producto y luego lávate los dientes.

 

4- Asegura tu piel con tu crema hidratante. La crema hidratante es la clave a la hora de cuidar tu piel del rostro y va después del sérum y de otros productos como las ampollas de vitamina C. La crema (que debes elegir según tu tipo de piel mixta, seca, grasa o sensible) se encarga de sellar y fijar los activos del sérum en tu piel e incluso los hace más efectivos.

 

5- Descubre cuándo tratar tu piel cambiando el orden de los productos: Si tu piel sensible se enrojece al aplicar tus productos de tratamiento, cambia de opción y pon una hidratante libre de fragancias primero y luego el sérum en último lugar. La crema reducirá los efectos del sérum y te causarán menos irritación. 

 

6- Añade un aceite facial a tu rutina de cuidado para tu piel. Con tan sólo unas gotas, los aceites te permiten conseguir una piel radiante. Aplícalos en las zonas más secas después de tu crema por regla general porque los aceites pueden penetrar en las hidratantes pero no a la inversa. Eso sí, si estás utilizando más de dos sérums antes de aplicar tu crema hidratante, sáltate el aceite porque puede que notes la piel llena de brillos (sobre todo si es grasa o mixta).

 

7- No te olvides de la protección solar. Según los dermatólogos, nada como incluir la protección solar en tu crema hidratante pero si quieres utilizar un protector por separado (siempre debes llevar protección solar en tu piel), póntela al final y después de tu crema hidratante y antes de tu base de maquillaje.

 

8- Ten a mano un gorro cómodo para dormir. Aunque no sea tan sexy como un gin tonic, si te aplicas retinol y sus derivados, te quitarás años si aplicas en tu piel un cosmético con este ingrediente que recomiendan los dermatólogos. Pon las ampollas sobre tu sérum y tu crema nutritiva o hidratante de noche para que sus activos antiedad penetren en tu piel sin irritarla.

Vía: Telva

 

Compartir

Comentarios


Suscríbete y recibe todas nuestras novedades y promociones directamente en tu correo electrónico.