Blog

Las 9 razones de por qué siempre tienes hambre

¿Te ha pasado que después de comer, nuevamente sientes hambre? Aquí te contamos por qué ocurre esto y cómo puedes remediarlo.

“Hambre fatal” y de ganas de comer grandes cantidades de alimentos sin parar y, aunque tratas de controlarla, a veces esto te gana y luego viene el arrepentimiento.

Si no quieres comer más de la cuenta y calmar ese apetito incontrolable, aquí te mostramos las conductas que deberías cambiara para poder cambiar esto:

 

1. No duermes lo suficiente

El dormir mal puede generar varios malos hábitos en ti. Cuando te sientes cansado y con sueño, tus niveles de la hormona Ghrelin  aumentan, y esto provoca sentir antojos de comer carbohidratos y alimentos calóricos que le sirven a tu organismo para recuperar energías. Así lo especificó una investigación echa por la Universidad de Chicago, que también explicaba que la falta de sueño genera personas más obesas.

 

2. Te duermes satisfecho

¿Te ha pasado que cuando te acuestas con el estómago lleno, al día siguiente amaneces con más hambre? Según los nutricionistas Timoteo Garvey y David Greenwald, se debe a que los alimentos con alto contenido de almidón alteran los niveles de azúcar en la sangre, y te provocan más ganas de comer.

 

3. Estás en tu periodo premenstrual

Muchas mujeres cuando inician su periodo menstrual, sienten más hambre de lo habitual. La explicación a esto es que en esta etapa aumenta la segregación de progesterona, lo que da pie a un apetito más alto. 

 

4. Desayunas mal

Un estudio publicado en el American Journal of Clinical Nutrition, determinó que un desayuno completo debe incorporar proteínas, porque provocará tener menos antojos de comidas grasas. Es por eso que desayunar mal, o beber sólo una tasa de café, perjudica a tu cuerpo quien lo interpretará como una crisis y te pedirá una mayor cantidad de energías.

 

5. Tomas remedios

Hay remedios como las pastillas para la artritis o antihistamínicos, que generan más apetito. Y según el director asociado del departamento de nutrición de Harvard Medical School, George Blackburn, afirma que en las últimas 2 décadas se ha triplicado la cantidad de remedios que aumentan el hambre.

 

6. Tomar bebidas light

Estas bebidas bajas en calorías engañan al cuerpo, ya que envían señales de que viene comida, pero como éstas nunca llegan, la persona empieza a sentir apetito, reemplazando esas calorías por comida.

 

7. No tomas líquidos

Cuando tu cuerpo está deshidratado lo primero que te va a pedir va a ser algo para comer, pero en realidad es falta de líquido, afirma David Katz, director y fundador de Yale University’s Prevention Research Center.

 

8. Estás aburrido

Cuando estamos aburridos, el cerebro busca una manera rápida de generar dopamina (la hormona del bienestar y la sensación de recompensa) la más a mano es comer, consigna Psychology Today.

 

9. Estás estresado

El estrés activa ciertas zonas del cerebro que están relacionadas también con el apetito, que indica que nuestro organismo pide energías para reponernos de la ansiedad y del cansancio, lo que hace que el cuerpo tenga antojos de alimentos grasos o azucarados.

 

Vía: Biut

 

Compartir

Comentarios


Suscríbete y recibe todas nuestras novedades y promociones directamente en tu correo electrónico.